Artículos más vistos

Posted by : Alex González jueves, 13 de diciembre de 2007

El Sevilla certificó anoche su pase como primero del Grupo H a la fase de octavos de final de la UEFA Champions League. Lo hizo mostrándonos dos caras muy diferentes, una primera en la que pudimos ver problemas que ya habíamos comentando y que supuso la cruz en el partido, y una segunda en la que se presentaron las soluciones antes esos problemas.



PRIMERA PARTE: CRUZ

Los primeros 45 minutos nos sembraron bastante miedo. El equipo se mostró espeso, con poco peso y realizando un fútbol muy pobre, bastante alejado de lo que se puede esperar de este equipo, con un ritmo de juego bajo y sin mucha dinámica, ni ofensiva ni defensiva. Con el equipo bastante parado.

Bastantes aficionados catalogan a Jiménez como un entrenador poco amante del espectáculo, en algunos casos le catalogan incluso como una segunda versión de Caparrós. Es decir, un entrenador que busca un equipo agresivo y de fútbol más bien directo, pero no demasiado elaborado.

Pero mi sensación no es esa y así la expreso: Los que hemos seguido al filial sevillista sabemos que es un técnico al que le gusta que su equipo baje el balón y busque la profundidad por los costados. Cierto es que el Sevilla Atlético no se mostraba como un equipo desbocado al ataque y mantenía a sus laterales con poco recorrido ofensivo, doblando en pocas ocasiones, pero no buscaba un fútbol directo de manera sistemática. Los problemas no son de cambio de identidad futbolística. Son de otro ámbito, más bien de carácter táctico.

El Sevilla Fútbol Club no fue un equipo agresivo y que impusiera un ritmo alto en la primera parte, por lo que su fútbol estuvo lejos del que propugna Joaquín Caparrós. Lo que ocurrió es que nos volvió a mostrar aspectos negativos que ya habíamos analizado anteriormente.

Se vio un equipo muy largo y muy ancho defensivamente, poco unido, con una distancia de líneas demasiado grande, por lo que las intenciones de presionar se iban al traste. Faltó intensidad defensiva como equipo, aunque los 4 de fondo más o menos estuvieron bien en el aspecto individual y sólo concedieron una ocasión al rival- tiro al poste de Ivana en jugada personal- a partir de una pérdida en mediocampo. No vimos al equipo achicar espacios, ni realizar una presión medianamente agresiva ni bien conjuntada. Se buscó el repliegue como arma defensiva y en varias ocasiones el equipo quedó partido por el poco retorno de los hombres de ataque.

Se volvió a ver un equipo con dificultades para sacar el balón jugado-por eso se vieron demasiados pelotazos-, aspecto que se deriva de la distancia de líneas y de la falta de escalonamiento que se sufrió en la primera parte. En pocas ocasiones Renato y Martí se posicionaban cerca de los centrales para ser el referente en el primer pase y cuando lo hacían, se encontraban muy estáticos y presionados por dos rivales. Debido a esto se concedió la gran ocasión de la primera parte al Slavia de Praga que le roba un balón en la salida de balón a Renato, presionado por dos jugadores contrarios.

Los hombres de banda se encontraban bastante desasistidos del resto del equipo y tenían bien que recibir de espaldas o bien jugar en individual un 2X1 contra dos rivales. No había apoyos de los pivotes defensivos ni escalonamiento y participación de los delanteros entre líneas, como tampoco desdoblamientos de los laterales.

Por eso se tuvo que recurrir en muchas ocasiones al pelotazo desde la defensa, porque la distancia entre los jugadores eran grandes y los apoyos eran escasos. Pero un aspecto me muestra, por lo menos a mí, que esa no era la intención de partida. Morgan De Sanctis no sacó casi ninguna vez en largo, casi siempre buscaba uno de los centrales para que este diera una salida más limpia al juego. La intención era salir jugando desde la defensa.



SEGUNDA PARTE: CARA

La segunda parte marcó la realidad futbolística y la diferencia entre la calidad de los dos equipos. El Sevilla fue muy superior al Slavia, le hizo una decena de ocasiones, le marcó tres goles pero le pudo hacer alguno más. A pesar de todo tampoco hay que tirar las campanas al vuelo porque el rival era bastante inferior. Pero se encontraron las soluciones.

En el fútbol actual es necesaria la dinámica, la intensidad y el escalonamiento para conseguir profundidad. Si a eso le unes amplitud tienes un equipo que tiene más que suficientes recursos para agredir al contrario. Estos aspectos empezaron a aparecer en la segunda parte.

El equipo mejoró en distancia entre las líneas, ganó en escalonamiento y en dinámica, con dos hombres importantes en este aspecto, los dos cambios: Maresca y Luis Fabiano.
“Il Capo” participó mejor en la salida del balón, le vimos venir a recibir a posiciones menos centradas sin presión del rival para poder sacar el balón jugado, además de jugar entre líneas rivales como en la consecución del primer gol. Aportó movilidad en la zona medular y capacidad de generar fútbol elaborado.

Luis Fabiano apareció también entre líneas, mostrando mucha más intensidad en el juego que Arouna Koné- sorprende el poco rendimiento del marfileño, que debería convertirse en un jugador importantísimo en este equipo, pero que no aporta sus virtudes, como potencia, desmarque, ruptura de líneas, capacidad de conducción y que deambula por el campo participando poco tanto ofensiva como defensivamente-. Participó en los dos primeros goles escalonándose muy bien y encontrando espacios entre líneas.

También aumentó la intensidad defensiva, de un robo de Capel en la presión adelantada se consiguió el segundo gol. Los hombres de banda recibieron con mejores perspectivas para jugar el uno contra uno rival y recibieron balones al espacio más que al pie y por alto como ocurría en la primera parte. Y se consiguió rentabilizar la salida al contragolpe cerrando definitivamente el partido con 5 jugadores saliendo en carrera tras un robo en la defensa propia, en el tercer gol.

Hay que agradecer también al Slavia su planteamiento, no decidió cerrarse atrás e intentó jugar el partido de tú a tú al Sevilla. Durante la primera parte tuvieron el partido equilibrado, pero en la segunda mitad sus líneas adelantadas le permitieron al Sevilla-que encontró mayor velocidad en su juego por todos los aspectos comentados- muchas opciones para pasarles por encima, como finalmente ocurrió.

La lectura más positiva es que se pasa como primeros de Grupo-la próxima semana haremos un análisis superficial de los posibles rivales de cara al sortero a disputar el 21 de Diciembre a las 12 de la mañana- y que el equipo encontró la solución a los problemas que había tenido inicialmente. Además empezamos a ver rotaciones, que pienso que deben ser necesarias. Entraron Lolo, Capel, Renato, Martí y Koné como cambios respecto al partido del fin de semana.

Se encadenan dos victorias consecutivas, tres partidos sin perder y sólo se han encajado 3 goles en los últimos 4 partidos. Se dejó, por fín, la portería a cero. Ya iba siendo hora.

Ya sabemos los males del equipo y también cómo solventarlos-ayer quedó demostrado-. Esperemos que se encadene una buena racha de resultados y veamos un equipo más fiable a partir de ahora.

Vamos mi Sevilla ,vamos campeón...

- Copyright © ORGULLO SEVILLISTA - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -