Artículos más vistos

Posted by : Alex González jueves, 20 de diciembre de 2007

Semana con un único partido a disputar por el Sevilla F.C., por lo que la atención intersemanal de todos los sevillistas anda puesta en el próximo sorteo de los enfrentamientos de octavos de final de la UEFA Champions League, que se realizará el próximo Viernes a las 12 de la Mañana.

Como primero de grupo, evitamos el cruce con los dos equipos de Milán, Manchester United o Chelsea, además de uno de los grandes cocos del bombo de segundos clasificados-el Arsenal- por haberse enfrentado a él en la fase de grupos.
Por tanto, el rival del Sevilla F.C. saldrá del septeto formado por Celtic de Glasgow, Schalke 04, Olympiacos, Fenerbahce, O. Lyon, A.S Roma y Liverpool.

Las preferencias sobre el rival a desear están claras, casi todos estamos de acuerdo en preferir al Celtic de Glasgow como rival en octavos. Tener un sorteo benévolo en una competición del K.O. es la principal premisa para avanzar dentro de la competición. Así que esperamos que nos toque el Celtic, pero por si acaso pasamos a realizar un pequeño análisis de cada equipo, para saber que nos trae el bombo.


CELTIC DE GLASGOW: EL VISITANTE PERFECTO

El equipo escocés es el gran dominador de su competición doméstica en las últimas campañas. Esta temporada se presenta como líder de la Scottish Premier League, aunque la situación es virtual porque su gran rival, el Glasgow Rangers, tiene dos partidos aplazados por diferentes circunstancias.

También se está mostrando como el equipo más representativo de Escocia en las competiciones continentales, obteniendo buenos resultados en los últimos años. Fueron finalistas de la Copa de la UEFA que tuvo como escenario de la final el Estadio de la Cartuja de Sevilla, aunque ya quedan pocos hombres de aquella época. Y por segunda temporada consecutiva han conseguido alcanzar los octavos de final de la Champions. En ambas ocasiones lo hicieron siendo segundos de grupos y ganando todos los partidos en su estadio.

En Celtic Park han sucumbido en recientes enfrentamientos de competiciones continentales equipos como A.C. Milán o F.C. Barcelona. Su gran arma competitiva es su estadio, aunque sus victorias suelen ser bastante ajustadas, casi siempre por la mínima. El comportamiento de su afición es espectacular y el rendimiento de este grupo de aguerridos futbolistas se multiplica en su estadio, dirigidos por un mito del fútbol escocés, como es Gordon Strachan, que sabe exprimir las cualidades de entrega, motivación e implicación en su plantilla.

Sin embargo, fuera de su estadio su rendimiento decae enormemente en Champions League. No han ganado nunca fuera de Glasgow, en 16 visitas, en las cuales sólo acumulan 2 empates. Esta temporada perdieron los tres partidos.

Técnicamente, posiblemente sea el peor equipo de los que quedan en competición. El talento aparece en las posiciones exteriores del mediocampo, con el lesionado japonés Nakamura, un zurdo sobre el que suele participar mucho del juego ofensivo del equipo y todo un superdotado en los lanzamientos de falta, y el mejor jugador en el uno contra uno individual de este equipo, el irlandés McGeady, un reactivo extremo de mucha verticalidad, cambio de ritmo y velocidad.

Alternan el 4-4-2 en su estadio con el 4-2-3-1 fuera del mismo, como concepto táctico. En casa suelen ser muy aguerridos y presionantes, buscando el robo y el contragolpe corto, mientras que fuera tiran más del repliegue defensivo y dejar la iniciativa al rival para buscar una contra con menos efectivos y de mayor recorrido.



SCHALKE 04: EL VIEJO CONOCIDO, PEOR 2º DE LA COMPETICIÓN


El Schalke 04 vive un momento extraño, se está consolidando en los últimos tiempos como un eterno perdedor. Ha perdido dos Ligas cuando estaban a su alcance en el último lustro, además de no haber mostrado un gran rendimiento en Europa, salvo las semifinales de Copa de la UEFA en el año 2006.

Esta campaña está mostrando dificultades serias para ganar con solvencia, empatan muchos partidos tanto en Liga como en esta Champions. Están lejos de la disputa del campeonato de la Bundesliga y han pasado como el peor 2º de la fase de grupos de la Champions.

Respecto a la pasada temporada han perdido dos jugadores importantes, el mediapunta Lincoln, tan brillante como irregular, y el mediocampista Hamit Altintop, pura potencia, entrega y capacidad de llegada. Para suplirlos confían en los jóvenes talentos Mesut Özil e Iván Rakitic, dos mediapuntas finos que no terminan por explotar definitivamente.

Su ataque sigue formado por Kevin Kuranyi y Asamoah, como cuando visitaron Sevilla en aquella maravillosa Feria de 2006. Respecto a aquel enfrentamiento, mi percepción es que el Sevilla Fútbol Club ha avanzado más en calidad de plantilla de lo que lo ha hecho uno de los protegidos de Gazprom. El dinero de la empresa rusa de Gas Natural no parece haber repercutido, de momento, en un crecimiento acusado de la plantilla teutona.

Su línea defensiva adelantada y la falta de un organizador de calidad en mediocampo les restan competitividad. Aunque se siguen mostrando como un equipo duro y fuerte en mediocampo. Las bajas sufridas durante toda esta temporada tampoco les han ayudado mucho, sobre todo para conformar una defensa sólida. Su portero, Manuel Neuer, no gana tantos puntos como la temporada pasada, en la que se convirtió en el jugador más valorado de la Bundesliga por la revista alemana "Kicker".

No ha sido generalmente un equipo brillante, pero esta temporada se muestra menos competitivo que antaño. Ser el peor segundo en un grupo de escaso nivel- sobre todo por el fiasco valencianista en esta Champions- le convierten en un rival asequible.



OLYMPIACOS: CONTRARIOS AL MITO GRIEGO DE FORTALEZA EN CASA

Se suele hablar de los equipos griegos como conjuntos muy difíciles de batir en su estadio, pero este nuevo Olympiacos nos muestra que su mejor rendimiento se ha producido fuera de su estadio. Ganaron en Roma y Bremen, en un grupo en el que partían como cenicienta de grupo, y dejaron grandes impresiones en el Bernabeu, a pesar de la derrota.

Equipo combativo, que parecía haber perdido calidad global con la marcha de sus dos hombres más representativos en ataque en las últimas campañas: Rivaldo y Nery Castillo. Pero el rendimiento que están mostrando sus sucesores es similar o superior: Kovacevic y Galleti.

A ellos hay que unir el trabajo incansable en la punta del ataque de Lua-Lua y la calidad que sigue manteniendo todo un clásico como Djordjevic, más el aumento de rendimiento de su eterno portero Nikopolidis. Además cuentan con dos viejos conocidos de la afición española, como Raúl Bravo y Julio César.

Equipo que maneja un muy buen contragolpe y que se muestra muy compacto, para ellos ha sido todo un éxito ya pasar la primera fase, por lo que jugarán sin ningún tipo de presión y buscando dar la sorpresa. Sólo han perdido en el Bernabéu en la competición, por lo que se les puede considerar la revelación del torneo.



FENERBAHCE: TURCOS Y BRASILEÑOS, PARA UNA MEZCLA EXPLOSIVA

Pocos podrían confiar en el comienzo de la competición que el equipo turco estuviera en la segunda fase, aunque muchos críticos futbolísticos apuntaron la pasada temporada a este equipo como uno de los aspirantes a la pasada Copa de la UEFA.

A priori se presentaban en un grupo que tendría mucha pelea por la segunda plaza, ante dos clásicos de la competición: PSV y CSKA de Moscú. Comenzaron ganando de manera solvente al Inter. de Milán y eso les hizo crecer mucho, de tal forma que sólo han sucumbido frente al equipo italiano en toda esta primera fase.

Su estadio es una auténtica olla a presión, con una estructura arquitectónica que invita todavía más a la épica. Su afición les empuja como pocas y está muy cercana al terreno de juego. Allí han cimentado su pase a la fase de eliminatorias de la competición con tres victorias merecidas.

Su entrenador es toda una leyenda del fútbol mundial, el “Pelé blanco”, Zico. Se ha rodeado de un buen número de brasileños, donde sobre todo destaca Roberto Carlos por nombre y trayectoria. Aunque el auténtico líder de este conjunto es otro brasileño que compartió muchos momentos en el combinado nacional con el ex madridista. Su nombre es Alex de Souza, poco conocido en España por no haber jugado en grandes ligas europeas, pero que acumula más de 40 internacionalidades con la canarinha. Jugador de grandísimo talento, un mediapunta de gran calidad, disparo y visión de juego. Ha participado en dos de los goles más bellos de esta primera fase, uno marcado por él y otro en una asistencia mágica, tras gran jugada personal, en la victoria frente al Inter. a su compatriota Deivid.

Además de contar con múltiples brasileños- Memeth Aurelio, Deivid,etc..-han firmado a jugadores de bastante caché en Europa, como el uruguayo Lugano-que brillara sobre todo en el Brasileirao- o Kezman y Appiah, que no han contado demasiado en la fase de grupos de la Champions. El de Ganha-Appiah- es un mediocampista de una fuerza descomunal que ya pasó por la Juventus y que nos dejó un gran mundial en el año 2006.



A.S. ROMA: EL ITALIANO ENMASCARADO.

Si por algo destaca esta Roma es por su estilo de juego, sobre todo viniendo de un país como Italia. Encontrar un equipo dinámico, que guste de la doble pareja en banda, que juegue con extremos, casi sin delantero centro y con una enorme cantidad de llegadores sorprende en el país trasalpino.

Mezcla talento italiano con samba brasileña, para mostrarnos un cóctel demoledor en sus mejores tardes. Debe ser un equipo a tener en cuenta por la calidad ofensiva que presentan jugadores como Totti, De Rossi, Mancini, Giuly, Vucinic, Pizarro, Perrotta, Aquilani o Cicinho.

Pero su competitividad presenta dudas. Es el único equipo que sigue el ritmo demoledor que está poniendo el Inter. de Milán en la Serie A en las dos últimas campañas, pero su rendimiento presenta picos y no da sensaciones para apostar por él como un equipo que pueda dar la sorpresa y llegar a la final de Moscú.

Sus genes siguen siendo italianos y tira excesivamente de repliegue y de conservadurismo en las grandes citas. En las más importantes que ha tenido en estas dos últimas campañas en la máxima competición continental no ha dado la talla y ha sucumbido por dos veces en Old Trafford, una de ellas de manera vergonzosa recibiendo un sonrojante 7-1, y una vez en Mestalla desarbolada por un muy buen Valencia, además de merecer la derrota en Lisboa esta campaña frente al Sporting.

Su traje de etiqueta italiana se muestra en demasiadas ocasiones, sobre todo fuera de su estadio, pero sin tener una pléyade de jugadores aguerridos y de alta competitividad defensiva que le permiten mutar su estilo natural, mostrando capacidad para dominar el empuje de los rivales. Si no son dominadores de los tempos de partido se vuelven un equipo demasiado vulgar para el talento individual que tienen. Y esto ocurre en más ocasiones de las esperadas.



O. LYON: DE MUERTO, A TENER QUE SER MUY BIEN CONSIDERADO

No está mostrándose esta temporada el gran trasatlántico francés como el equipo dictatorial que dominaba con mano de hierro la competición gala y que en el parón invernal ya tenía conquistada la Ligue 1.

Sin embargo, tras un comienzo de temporada bastante mediocre y en el que los aficionados franceses definían a Alain Perrin-su nuevo técnico- como aquel que no se comería el turrón, ha llegado casi a Navidades dándole la vuelta a la situación inicial. Ya dominan en Francia, tras haber acumulado más decepciones en dos meses que las habituales en toda la temporada, y salvando el gran matchball de verse fuera de la Champions tras una primera vuelta paupérrima, dejándonos muchas dudas.

Tiene dos bajas muy importantes en la zaga, como son su portero Coupet y el central brasileño Cris-el jefe de la retaguardia-, aunque es posible que para Febrero alguno de ellos esté disponible. Perrin realizó demasiadas pruebas para encontrar solvencia y los fichajes no han dado la talla esperada, sobre todo los llegados desde el Lille y que supusieron unos 25 millones de Euros de coste. Ni Kader Keita ni Mathieu Bodmer han sido jugadores importantes en el equipo.

Tres han sido los hombres claves en el resurgir de los franceses, dos talentos jóvenes de la cantera y ya habituales en la selección francesa, la doble Ben: Ben Arfa y Benzema, y un mediocentro de mucho recorrido y capacidad física como Fabio Santos, que ha dotado de mayor equilibrio el mediocampo del Lyon.

Sus hombres ofensivos aúnan talento, han mejorado en el aspecto defensivo y Juninho Pernambucano es capaz de ganar partidos por sí solo desde el balón parado. Se han convertido en uno de los grandes cocos del segundo bombo y no sería ni mucho menos un rival agradable al que enfrentarse. Se habla poco de ellos, pero pueden ser una de las sorpresas, junto a Sevilla Fútbol Club o los portugueses del Oporto, que no cuentan en demasiadas quinielas.



LIVERPOOL: EN SU HÁBITAT NATURAL

Casi sentenciados en la primera vuelta, han resurgido en una segunda vuelta de la fase de grupos espectacular, acumulando tres victorias con enorme solvencia y haciendo muchos goles-algo no tan habitual-. Dos veces finalistas en tres años, con mayor capacidad para llegar el peso del juego esta temporada, y con un concepto defensivo de primer orden son sin lugar a dudas el gran ogro del sorteo.

Su estadio es uno de los más difíciles de Europa, aunque poco a poco va perdiendo la mística que lo envuelve, con alguna que otra derrota en cada temporada. La situación de Rafa Benítez no es tampoco la que se podía esperar, tiene ciertos problemas con los nuevos dueños.

Su gran talón de Aquiles había sido el mercado de fichajes, aunque esta temporada parece que el manager español se ha movido mejor. Pero gastando excesivo dinero para no comprar talento de alto nivel.

Su reino son las eliminatorias a doble partido, con una gran capacidad camaleónica para transformarse con diferentes planteamientos. A pesar de ser uno de los mejores equipos en el aspecto defensivo, quizás le faltan un par de defensas de gran nivel para acompañar a un Carragher que esta temporada ha bajado su nivel de prestaciones.

Es un equipo muy difícil de prever, aunque donde mejor se muestra es a través del contragolpe manejando una distancia de líneas casi perfecta, con algunos jugadores que pueden marcar las diferencias-Torres, Babel-, aunque sin ser grandes súper estrellas, salvo su capitán Steven Gerrard.

Es el enemigo público número 1 y el rival menos deseado del bombo para el Sevilla Fútbol Club.

- Copyright © ORGULLO SEVILLISTA - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -