Artículos más vistos

Posted by : Alex González domingo, 27 de enero de 2008

Este artículo es un poco largo. Os aconsejo que le deis al play para que suene el lector automático y podáis hacer otras cosas a la vez;)

Aunque muy lejos de como queremos, el Sevilla Fútbol Club ha vuelto a ganar. Al Osasuna de Pamplona. Pamplona, Comunidad Foral de Navarra, no el País Vasco, Comunidad Foral de Navarra.

Para empezar, es penalty. Así nos ahorramos todo tipo de discusiones y echamos por tierra todo los argumentos periodísticos posibles. Si pinchais en el vídeo colgado, se puede ver cómo cuando Chevantón intenta el control del balón, un jugador del Osasuna lo intercepta con la mano, por debajo de las piernas del uruguayo. Por cierto, esperemos que no sea excesivamente grave lo de su rodilla. Si no le hubiera dado con la mano, el balón se hubiese colado por la "entrepiernas" de Chevantón y no se hubiese detenido como ocurrió. Mano. Penalty. Intervención en la jugada de gol. Tarjeta amarilla. Segunda tarjeta amarilla. Expulsión. Sin más. ¿Alguien no lo entiende?



Bien, a partir de aquí podemos hablar ya con una base verídica.

Empiezan las subjetividades:

¿Debió Maresca devolver el balón cuando sacó de banda Daniel Alves, tras haberlo echado fuera el Osasuna por "lesión" de un jugador propio?

Yo digo que no. Por fín, después de tantos años, se cumple mi deseo de no devolver el balón cuando un equipo pierde tiempo "lesionándose" a sus propios jugadores. Por fín. En el fútbol italiano esto ha sido siempre así, pero en España, que "somos más buenos que todo el mundo", pues la devolvemos con deportividad y alegría...

De todas formas, ya la U.E.F.A. se pronunció al respecto. Lo pudimos leer en la prensa nacional, tras el gran lío que hubo con Aduriz, el del Athletic de Bilbao:
Marca As

Por lo tanto, NO HAY QUE DEVOLVER EL BALÓN. La deportividad se demuestra en todo el partido, no en una jugada en la que hay, además, sospecha de estar quedando como "primos". Esto es lo que hay. Y esto es lo que ha habido:



Por cierto, aquí os dejo los otros goles. Incluso el del Osasuna, que se olvida la defensa de que hay que jugar noventa minutos y Poulsen tiene que marcar a Sola, extremo defendido por Daniel Alves y que no tuvo en cuenta el brasileño, cuando se marchó a atacar, como siempre le ocurre al carioca.






Y el penalty, para que lo veáis otra vez por si no os quedó claro en el primer vídeo ;)



Seguimos con las subejitividades: LOS VASCOS Y LOS NAVARROS SIGUEN SIENDO UNA TRIBU.

Un día de Reyes le regalaron a mi abuelo un libro que decía en su título: "La Tribu atribulada". No me acuerdo del autor, pero estudiaba y analizaba la política vasca y hacía un seguimiento sociocultural a la sociedad vasca. La conclusión fue que todavía siguen siendo una tribu endogámica con perspectivas políticas de futuro poco prometedoras. Cuando lo leí, dije: "vaya tela, un poquito fuerte, ¿no?".
No. A mí no me gusta mezclar la política con el fútbol, como ya he dicho tantas veces, así que no me voy a meter en tintes políticos. Pero las palabras del pajarito Ziganda tras el pitido final, según Jesús Alvarado, claman al cielo: “Hijos de puta. Sois todos unos hijos de puta. Todo lo malo que os ha pasado y todo lo malo que os pase os lo merecéis”. “Teníais que estar todos muertos como Puerta”.
Yo no sé si es cierto, Alvarado dice que hay muchos testigos. Si no fuese verdad, sería un gesto muy feo del sevillista creando polémica donde no la hay. Y si es verdad... No tengo ni idea de qué decir. Porque eso es tan inhumano como que te lleven al bosque y pidan un rescate imposible en menos de cuarenta y ocho horas y te asesinen sin más. O que le peguen un disparo a bocajarro a un médico por haber tenido pasado militar. Igual no, pero parecido.
También está muy feo ser el delegado de campo del equipo visitante y meterte en el campo cuando termine el partido e insultar al árbitro, como Andoni Goicoetxea (no sé ni cómo se escribe...), por haberse equivocado en una jugada que no era errónea. Le pasaré por el messenger el vídeo a Andoni ;)
Por cierto, Andoni, la entrada que recibe Navas a la altura de la rodilla por parte de un jugador volador (porque fue volando) en un contraataque sevillista, ¿eso es amarilla nada más o roja? Y si un jugador actúa de sobremanera y comete "piscinazo", ¿eso es tarjeta amarilla? ¿Y si es la segunda no tendría que haberse ido a la calle? Pues a Navas le pusieron tarjeta por tirarse, en el borde del área y a Carlos Vela no. ¿Por qué? Cuquito, descárgate el partido del emule, cuando lo pongan en rojadirecta.com, y échale un vistazo a ver qué errores ha tenido el vasco Iturralde González.
¿Un vasco arbitrando a un navarro y a un andaluz? Sí, la Comunidad Foral de Navarra es distinta a la Comunidad Autónoma del País Asco, digo... Vasco, y se puede hacer ese "cruce".
Otra cosa muy fea es que Cuco Ziganda diga que el Sevilla Fútbol Club sea un grande, pero que los que están dentro no lo son. Tú si que eres chico, enano. Puestos a insultar también lo hago yo.

¿Algo más referente a la deportividad? Ponga su comentario en el final del artículo.

Ahora bien. A mí no me gustó cómo se ganó el partido. El Sevilla Fútbol Club estuvo muy lejos de ser el Sevilla Fútbol Club Campeón que conocimos y no mostró sus señas de identidad. Ganó en dos acciones derivadas del balón parado, un saque de falta y un saque de banda que acaba en penalti en el momento que el partido ya agonizaba. Pero su fútbol fue demasiado vulgar, excesivamente repetitivo y burocrático en ataque. Con muestras de poca presencia en el juego de muchos jugadores.

Las cosas no cambian y se vuelve a incidir en muchos aspectos que semana a semana se demuestran equivocados. El equipo no encuentra fluidez en el juego, ha perdido verticalidad y velocidad de ejecución repitiendo errores sistemáticamente.

El escalonamiento de los jugadores volvió a mostrarse ayer nuevamente deficiente en algunos tramos del partido. Volvimos a ver a los dos delanteros y a los dos jugadores de mediocampo de bandas jugar en línea, y pegados a la línea defensiva de Osasuna durante muchos minutos. Por detrás de ellos, vimos a Renato, más cerca de los jugadores de ataque que de los defensas. Nuevamente equipo partido en dos, los 4 defensas y Poulsen muy cerca de ellos y los otros 5 jugadores a 30 metros. Vemos dos líneas y nulo escalonamiento entre ellas, además de una gran distancia entre los dos bloques.

Las únicas opciones que te deja esto son lanzar un pelotazo o que uno de los defensas tenga que salir en conducción. El rival te defiende de cara y te puede anticipar sin problemas.

Después tenemos la dificultad para sacar el balón jugado. Sólo Daniel Alves se muestra solvente para dar salida al juego, pero tampoco ayuda en exceso la distancia entre líneas y el nulo escalonamiento. Cualquier presión del rival deriva en una pérdida o en un balón en largo donde no hay línea de rechace y donde, ayer, ningún jugador es capaz de ganar de manera asidua en las peleas aéreas.

Cuando el posicionamiento fue mejor, con los jugadores más cercanos y mejor escalonados, o cuando Osasuna tiró de mayor repliegue, nos encontramos con un equipo de nula calidad en el juego interior. Los dos jugadores de banda se pegan a la línea de cal, ninguno aparece por dentro tirando una diagonal sin balón-lo hacen alguna vez con balón-, Renato tiene escasa presencia en el partido (está horrendo, no puede con su cuerpo, no está el brasileño...) y Luis Fabiano no aparece entre líneas en el día de ayer.

El juego se vuelve repetitivo y más repetitivo, cansino hasta la saciedad. No hay ningún desmarque de ruptura, todos los jugadores piden el balón al pie y el partido se convierte en un cúmulo de conducciones de pelota con pocos apoyos. El balón circula poco y pocos jugadores corren sin él ofreciendo opciones de pase. Como decíamos antes, el juego interior es deficiente por falta de escalonamiento y movilidad.

Se repite de manera asidua la misma jugada. Se lleva el balón a banda, más a la derecha que a la izquierda,-siempre al pie- y Navas o Alves en derecha buscan jugada individual casi sin ningún apoyo intentando desbordar, con una conducción larga, algunos amagos y cambios de ritmo. Navas pone el centro raso, Alves casi siempre corto o bien intentan jugar con Luís Fabiano que aparece en el pico del área de espaldas y con el defensor pegado. La jugada queda en nada.

Por la izquierda, Capel recibe de espaldas y al pie, se gira y empieza a buscar un "slalom" de 30 metros, en muchas ocasiones tirando la diagonal hacia adentro. Al final no tiene opciones de tirar una pared y lo que generalmente consigue es sacar una falta. En otras ocasiones dobla Dragutinovic, pero le falta calidad en el centro. Nuevamente escasa profundidad, exceso de conducción y único recurso en la jugada individual con casi ningún compañero cerca para asociarse.

Nadie se sale del guión, campo muy abierto, balón siempre a banda para buscar la profundidad con conducción e intento de desborde y el pase al área. Nadie tiene disparo lejano, nadie tira una pared, nadie juega al hueco. Renato nunca se asocia con alguno de los jugadores de banda tirándose un poco hacia un costado para jugar una pared ni aparece en el área para ser una opción más de remate. Siempre permanece en el borde del semicírculo del área sin pisar la zona de definición. Siempre son las mismas opciones de remate, Luis Fabiano, Kerzhakov -muerto en combate- y el extremo del lado contrario al que se llega en conducción. Siempre en las mismas posiciones.

En la primera parte vemos algún cambio de orientación o algún intento de Daniel Alves de buscar su diagonal en profundidad con el desmarque de ruptura de alguno de los delanteros, pero no funciona. En la segunda parte tampoco se ve eso. Equipo plano, cada uno jugando en su zona sin salirse de ella, sin romper el guión, como si jugara cada uno en un carril del que no puede salir. Sólo la anarquía habitual de Daniel rompe este juego en algunas fases del mismo.

El equipo está correcto cuando repliega, no recibe ocasiones rivales, trabaja bien la cobertura a Daniel Alves, salvo en el gol. Daniel sale de su zona persiguiendo a un rival que lo arrastra hacía el centro, un jugador de Osasuna se desmarca en el hueco generado y no hay cobertura para el brasileño. Jugada individual con Mosquera y Poulsen llegando tarde y comiéndose el regate. El balón acaba dentro de la portería en una de las pocas veces que Osasuna -bastante penoso en ataque- pisa área.

A balón parado se nota que se ha cambiado el posicionamiento de los jugadores. Daniel Alves sigue en marca zonal en primer palo, Luis Fabiano en el punto de penalti, pero ahora son tres los hombres que no se meten en área, Kerzhakov, Navas y Capel.

Lo peor de todo en el aspecto defensivo es la poca agresividad en la presión adelantada. No hubo excesiva presión sobre la primera línea de Osasuna. El balón se recuperaba en zonas muy alejadas de la portería y casi siempre había que empezar la jugada muy cerca del área propia. Capel no tuvo mucho repliegue defensivo en el día de ayer y en ciertas ocasiones vimos al equipo con una transición defensiva muy lenta.

Aún cuando el equipo adelantó mucho las líneas en la segunda parte, tampoco fue capaz de robar el balón en campo rival de manera sistemática. Osasuna encontró salida de balón.

Lo mejor fue la victoria, lo peor -además del juego plano- son las noticias de la Copa de África. Malí tiene muchas opciones de pasar a la fase de eliminatorias de la competición. Arrancó un empate a cero contra Nigeria el viernes. El Martes se enfrenta a Costa de Marfil -donde no ha debutado todavía Arouna Koné-. Una selección de Costa de Marfil ya clasificada. Un empate permite pasar como primeros de grupo y además dejar fuera de la competición a los nigerianos.

Ahora el Recreativo de Huelva. En el Colombino. A ver si conseguimos ya la segunda Victoria fuera de casa, porque hay que hacer valer la Victoria de anoche. Por cierto, pita Pérez Lasa. Sin más.

Vamos mi Sevilla, vamos campeón...

3 Responses so far.

  1. Anónimo says:

    Yo no quiero mezclar deporte con andalucia pero los andaluces soys lo mas parecido a los argentinos , falsos, mentirosos y solo se te acercan si hay algun interes de por medio.

  2. Jaja. Lo de los argentinos tiene gracia. Pobrecitos, ¿qué culpa tienen ellos?
    La verdad es que somos bastante falsos. Hacemos como que aguantamos a la gente para ser amables cuando en realidad hay quien no se lo merece. Ahí se incluye la mentira. Y nos movemos por intereses, como todo el mundo. O tú trabajas y estudias por amor al arte?
    ¿Eres un endogámico de esos? ¿O un uruguayo? Porque lo de los argentinos no lo entiendo. Di Stefano era un Gran Hombre. Que yo sepa...

  3. eugenia says:

    Para empezar, señor anónimo, sois es con "i" latina.
    Bien.
    Ahora,argentinos?? qué pintan aquí desgraciao??..

- Copyright © ORGULLO SEVILLISTA - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -