Artículos más vistos

Posted by : Alex González jueves, 21 de febrero de 2008

Eliminatoria viva, con un resultado remontable, en los octavos de final de la Champions League, después de jugar el partido de ida fuera de tu estadio. Un Saracoglu que, como se confirmó, aprieta lo suyo, en el que nadie gana en los últimos 7 años en competición europea y donde el Fenerbahçe acumulaba, antes del partido, más de 30 encuentros sin perder.

Sin embargo pocos sevillistas estarán contentos
después de ver el
desarrollo del partido, igual que yo. El Sevilla Fútbol Club pudo, y debió, ganar el choque disputado en la noche de ayer. Supo durante muchos pasajes del partido dominar el el ritmo del mismo y, salvo unos minutos en la segunda parte en los que Fenerbahçe apretó y encerró al Sevilla Fútbol Club haciéndole sufrir con sus llegadas, se mostró superior.

El partido tuvo ritmo, ida y vuelta, fue entretenido pero nos mostró dos defensas no demasiado agresivas por lo que se pudieron ver 5 goles.


UN FENERBAHÇE CRISTALINO

El equipo turco se mostró tal y como analizamos en la previa, no mostró ninguna variante y desarrolló su juego habitual. Sólo existía la duda sobre quién acompañaba a Alex en la punta del ataque y, como preveíamos, finalmente fue Kezman por el buen momento goleador que atravesaba.

No apretó de manera asidua en la presión adelantada, tiró más de repliegue que de achique, buscó la profundidad por banda derecha con Gokhän Gönul jugando de manera casi permanente en campo contrario y por la izquierda con un Ugür Boral muy incisivo en sus internadas poniendo en jaque a Daniel Alves en varias ocasiones en la primera parte, aunque asociándose poco con los compañeros. En zonas interiores Alex tuvo mucha posesión de balón, buscando asistir a Kezman o la pared con este jugando de espaldas.

Atrás nos mostró que es vulnerable, que tiene un boquete muy grande a la espalda del lateral diestro Gokhän- Deivid apenas retorna para ayudarlo-, que Edu Dracena no es un central de grandes garantías, haciéndose el 2º gol en propia puerta en lo que va de competición-se marcó el primero en San Siro frente al Inter.-, que Roberto Carlos no defiende demasiado y que Volkam Demirel es un portero de mucho nivel.

Nos hizo goles en conceptos que habíamos analizado en la previa como el saque de esquina al punto de penalti y la combinación Alex-Sentürk en el contragolpe con la asistencia del brasileño y desmarque de ruptura y definición rápida del turco.

El Fenerbahçe fue transparente, no planteó nada extraño ni buscó ninguna guerra fuera de su tónica habitual de juego y, a pesar de ello, consiguió ganarnos el partido siendo un equipo de poca consistencia defensiva.

Eso es lo que nos deja un sabor agridulce después del partido. Demostramos que somos más equipo pero nos ganaron con armas que debían ser conocidas.


UN SEVILLA POCO AMPLIO Y NO DEMASIADO PROFUNDO

De salida sorprende la presencia de Duda, pero analizando en frío como me gusta hacer desde aquí, un día después, la solución tiene lógica. Como dijimos, y remarcamos de manera contundente en la previa, Gökhan Gönul es una de las principales armas ofensivas de este equipo. Hablamos mucho del cuarteto Ghokän- Boral- Alex- Semih Sënturk en la previa para acentuar que eran los jugadores claves ofensivos de este equipo.

Siempre juegan dos equipos, hay que tratar no sólo de imponer tus armas, también hay que tratar de neutralizar las del contrario. Y Ghokän es una de las más importantes de este equipo.

Así que la presencia del portugués en lugar de Capel tiene una explicación razonable. No hace falta desborde para crearle peligro al lateral diestro turco, él sólo con sus aventuras ofensivas se origina los espacios a su espalda. Y además, como comentamos aquí después del partido Español-Sevilla en el que todo eran alabanzas para Diego, el almeriense no tiene un retorno defensivo demasiado productivo-recordemos el 1er gol en Montjuic donde Zabaleta le gana la espalda-. La presencia de Capel de inicio, en un partido en el que juegas fuera de casa contra un equipo que tiene en uno de sus baluartes ofensivos al lateral diestro, te puede originar problemas defensivos.

El problema estuvo en que Duda no tuvo demasiada presencia ofensiva, tampoco el equipo tiene un mecanismo de juego en el que se repartan las llegadas de manera más o menos equitativa. La mayor parte de llegadas se producen por banda diestra en este equipo. Son varios los motivos: la salida de balón se suele realizar por Daniel Alves, Navas juega muy bien al espacio y los dos forman una pareja que trabaja a banda completa, con desdoblamientos y asociaciones en ataque y apoyos y coberturas en defensa.

El portugués trabajó bien, ayudó a Adriano a frenar a Ghokän para evitar sus llegadas por sorpresa por lo que casi siempre vimos al 77 turco jugar en conducción en lugar de llegar al espacio libre. Se consiguió frenar de manera eficiente a este peligroso y profundo lateral.

El problema estuvo en que apenas se le atacó. Eché de menos un delantero con caída por esa zona, más presencia de Kanouté a su espalda, aunque el malí cae por banda derecha con mayor asiduidad que por la izquierda. O a un Duda con mayor recorrido ofensivo. Faltó amplitud por banda zurda. No me gustó para nada el portugués, sigue estando muy por debajo del nivel que exige nuestra plantilla o, por lo menos, las competiciones a las que optamos...

Pero también ocurrió por la derecha. En este partido vimos a los dos hombres de bandas con mayor presencia en pasillos interiores que pegados a la cal, buscando más la diagonal interior, incluso en los contragolpes. El equipo no fue amplio y profundo por los costados. Se vieron pocas llegadas por bandas y centros al área desde esas posiciones.

Manolo Jiménez comentó claramente en la rueda de prensa cúal era su intención, cerrar la banda derecha del Fenerbahçe con Duda con mayor trabajo en las ayudas defensivas, confirmando mi tesis. En la 2ª parte introdujo a Capel pero Zico estuvo presto mostrando una muy buena dirección de juego. A los pocos minutos colocó a Kazim con interior diestro, un futbolista mucho más trabajador, y pasó a Deivid a la banda contraria. Frenó el ímpetu de Ghokän obligándole a mantener la posición y que no buscara el desdoblamiento con Kazim, que trabajó muy pegado al costado. Equilibró la banda diestra con una pareja en defensa y un único hombre en ataque. De esta manera frenó la posibilidad de desequilibrio de Capel.

A pesar de esto, el Sevilla Fútbol Club tuvo más ocasiones, perdonó dos claras de gol en las botas de Kanouté y Volkam Demirel hizo varias intervenciones de mérito. El internacional turco mantuvo a su equipo con vida, pese a la floja defensa que tiene habitualmente por delante.


BUSCANDO LA CONSISTENCIA DEFENSIVA, AUNQUE SIN ENCONTRARLA

No hay que ser demasiado entendido para notar que el Sevilla Fútbol Club tiene un problema importante desde el punto de vista defensivo. Es evidente que se producen errores puntuales de algunos jugadores y que colectivamente el equipo no tiene la intensidad ni la solvencia de la pasada temporada. Siempre que analizaba a este Sevilla la pasada temporada ponía por delante de su juego ofensivo el concepto defensivo que mostraba. Ahora la balanza está desequilibrada.

Pero analizo y observo que la intención del cuerpo técnico es dotar al equipo de mayor solvencia en la retaguardia. Se van produciendo hechos significativos para tratar de lograrla, se modifican pocos efectivos pero acorde a las características ofensivas del rival.

Comentamos que el Sevilla Fútbol Club había modificado su concepto de defensa de los corners, que en Montjuic se había podido observar un marcaje zonal puro. El motivo de ello es claro, cerrar la sangría a balón parado que estaba sufriendo el equipo. Ayer pienso que se ejecutó mal, de ahí los problemas que sufrió el equipo. Escuché a muchos comentar que se defendió mal a balón parado pero nadie explicaba el motivo. Vamos a tratar de hacerlo.

El Sevilla Fútbol Club ahora marca "zonal puro" en los córners, antes era "zonal mixto", con los hombres ocupando el área pequeña, sin tener asignada ninguna marca y formando una jaula en torno a Palop. Este cambio viene derivado de la cantidad de remates y goles que recibe el equipo en el balón parado, con jugadores con tendencia al despiste y poco poder en el juego aéreo.

El problema de ayer no fue el concepto de defensa a balón parado, es su ejecución. Alex saca en el mayor porcentaje de las ocasiones con rosca hacia el punto de penalti, donde atacan los cabeceadores de Fenerbahçe. Si tu marca zonal es en el área pequeña pero nadie cubre el punto de penalti ante un lanzador que las tira ahí de manera habitual, lo normal es que sufras. Y así Lugano cabecea sólo,no por fallo individual en su marcador que se despista, ya que NO HAY MARCAS ASIGNADAS, haciendo el segundo gol turco por fallo de la ejecución de la defensa zonal.

Ayer se plantea un partido para cerrar las subidas de Gokhän con la presencia de Duda, se saca del 11 a Mosquera y se juega con Drago y Escudé de centrales ya que son hombres que salen bien para evitar que el delantero se dé la vuelta entre líneas y juegue cómodo de espaldas, otro aspecto recurrente de Fenerbahçe, la conexión Alex con el punta, y se utiliza a Adriano de lateral para tener salida de balón por el costado izquierdo ante la poca presencia de Deivid en la presión sobre el lateral zurdo rival.

Se prescinde de Mosquera porque se precisan dos centrales más intensos en la marca individual, mientras que Mosquera juega mejor al corte, con caídas a banda buscando la cobertura a Daniel. Alves va a estar exigido en este partido en uno contra uno individual, Ugür Boral la quiere al pie y busca siempre conducción casi sin demandar ningún apoyo, y no con alguien que busque la espalda, que es donde mejor se desenvuelve el colombiano, protegiendo la espalda del brasileño. Daniel necesita más a ayudas de Navas, que a la cobertura de Mosquera. Ayer falló más Navas en las ayudas que Daniel, que se la juega casi siempre en individual contra un hombre que desborda.

Estas cosas pasan desapercibidas para muchos, que critican y critican a Jiménez porque el equipo no consigue solvencia defensiva. Pero lo que yo vengo observando desde hace algunos partidos es que se trabaja en ello, sin resultados de momento,esperamos que lleguen pronto, y que la mayor parte de culpa es de los defensas. Palop va ganado en presencia en los partidos y empieza a subir su rendimiento.

Pero siguen exisitiendo problemas a resolver. El doble pivote no trabaja de manera tan efectiva como antes. Poulsen no juega tan cerca de los centrales como antes ni hace coberturas como antes ni barre por delante de la defensa como antaño. Los centrales siguen mostrándose blandos y no dominan el juego aéreo. Hace falta un hombre de jerarquía en el centro de la zaga y no termina por consolidarse ninguno de los centrales en ese jugador que tanto se necesita.

Espero que el equipo consiga crecer defensivamente, que vuelva a ser tan solidario, tan agresivo y que vuelva a manejar la distancia entre líneas como era habitual en él. Esta Champions League está para soñar con cualquier cosa si el Sevilla Fútbol Club cierra mejor defensivamente. Sólo el Barcelona fue capaz de ganar fuera de su estadio en los octavos de final ante el equipo más flojo de la competición. Nadie muestra un poderío exultante en la Champions League y los sorteos van a tener mucho que decir en el devenir de la misma.

La vuelta va a ser exigente, pero este equipo debería ganar en el Sánchez-Pizjuán al Fenerbahçe, que quizás recurra a algunas variantes más defensivas que ya tendremos tiempo de comentar antes del encuentro.


Ahora nos espera el Zaragoza, mejor dicho, nos visita. Tenemos que seguir cogiendo puntitos (pero de tres en tres, por Dios...), para entrar en plaza Champions y quedarnos allí el resto de la temporada ;)

Vamos mi Sevilla, vamos campeón...

One Response so far.

  1. Anónimo says:

    http://sevillavsfenerbahce.blogspot.com/

- Copyright © ORGULLO SEVILLISTA - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -