Artículos más vistos

Posted by : Alex González domingo, 20 de abril de 2008

Mi cuñado se va a reír, porque siempre que escribo algo de mi vida personal me dice "¿que pa´ qué escribo así?". Pero ahora es necesario para que entendáis cómo me siento:

Una vez, mi padre venía de trabajar en el mercado (hace muchos años ya, antes de ser profesor de las Esclavas...) y traía un hambre exagerada, se caía del hambre. Y mi madre le preparó un plato con salchichas, huevos fritos, patatas y ensalada. Mucho de todo. Tenía tanta hambre que cuando cogió el cuchillo y el tenedor, no sabía por dónde empezar.

Así estoy yo hoy. Qué no sé por dónde empezar para hablar de lo que sentí, ví y pasé en el Sánchez Pizjuán.

En mi mente cuadriculada sólo cabe el orden y la "mecanicidad" a la hora de resolver las cosas. Así que empecemos numerando lo que quiero decir:

Uno, el "brinindans":
Caía una lluvia muy fuerte cuando empezó el partido y la tarde estaba para quedarse en casita viendo el fútbol por LaSexta, pero con el volumen "callao". El partidazo empieza a ser dominado por el Sevilla Fútbol Club y genera innumerables ocasiones de gol, que un delantero con calidad, definición y experiencia hubiese metido (de cabeza, rozando con la puntita de la bota o con el mismo...). Luís Fabiano, el titular indiscutible, no acertó ni un cabezazo. Tampoco lo hizo Kanouté, pero este último se esforzó un poquito más que el brasileño que quiere el Real Madrid (esta semana no va a salir ningún periódico sensacionalista diciendo que lo quiere el equipo "todopoderoso"...). A Kanouté darle las gracias por entregarse tanto en el campo, aunque la mayoría de sus compañeros no lo acompañen.
Cuando menos nos lo esperábamos, Daniel Alves hace la mejor jugada de la temporada. Lástima que sea para regalarle un golito al Almería. Ya llevaba tiempo diciendo que sus "GILIPOLLECES" (porque lo único que viene haciendo últimamente son gilipolleces, menos el gol con el Mallorca) en el medio del campo nada más que traían pérdidas de balón que ocasionaban jugadas peligrosas o, directamente, jugadas de gol. Anoche, no contento con esas nuevas experiencias, marca el golazo de cabeza que despista a Palop pensando que iba a córner (como todos los DEFENSAS harían en condiciones normales y no pensando en diecisiete equipos a la vez, y todos los aficionados que estábamos en el campo presente).
Bueno, uno a cero. Esto es remontable.
"Por las quejilas".

Dos, el "crusaito":
El Sevilla Fútbol Club no dio pie con bola. Empezó a hacer jugadas con "boleones", la especialidad de la casa, y a perder absurdamente balones arriba, donde Luis Fabiano, el actívisimo delantero que ahora mismo se merece ir a la selección y ser titular indiscutible (porque si no es que "el Dunga" es un incompetente), o Kanouté mantenían el balón esperando a que el veloz Navas (sobre todo en el cara a cara con los defensas), viniera a apoyarles o a retroceder el balón a Alves, lo que al final casi siempre ocurría.
Por cierto, Navas debería pasarse un tiempecito en el Sevilla Atlético para que le recuerden qué es levantar el balón en carrera, a quién se le debe pasar (a un delantero de los nuestros...) y cómo golpear el balón cuando estás sólo en el segundo palo, ante el portero, sin defensas y tienes más probabilidad de acertar que de fallar llegándote un balón colgado perfecto de la otra banda.
Vayamos al descanso y reflexionemos.

Tres, er "maikerllason":
Nada más empezar la segunda parte, llega el segundo del Almería. "Trallazo" que le da tiempo a prepararse uno del Almería (que ni tengo ganas de saber quién fue), ni David Prieto, ni Keyta, ni Renato ni la madre que los parió fue a presionarle y le dió tiempo hasta de tomarse una cervecita en "La Espumosa", mientras le venía el balón. Palop impide que entre directamente y los defensas, como siempre despiertísimos, no van a por el rechace. Negredo amplía la ventaja en el marcador.
¿Remontada? ¿Alguien piensa en la remontada? Alguno quedábamos que pensábamos que tanta agua en los pantalones y zapatos, al final, tendrían recompensa. Pues no.
Adriano se autoexpulsa diciendo "HIJO DE PUTA" (que no digo que no lo sea, pero que se lo comente después del partido) al linier. Uno menos.
¿Se puede estropear la cosa un poquito más? Sí. Mosquera se lesiona y es sutituido por Koné.
Sí, señores, Koné. Hoy el que menos culpa ha tenido en la derrota seguro que ha sido Jiménez. Todo mi apoyo al entrenador que tiene que lidiar con estos profesionales todos los días que le quedan... Pero en eso pienso que se ha equivocado. Es mi opinión, puede ser que no tenga todavía los conocimientos necesarios para criticar dicha elección, pero me parece que poner a un delantero, al ataque, a lo loco, sin defensas, en vez de Fede Fazio... No sé, un pelín arriesgado, ¿no?
Pero bueno, es su decisión y ahí no entro. Koné le puso ganas, por eso hay que aplaudir al marfileño, que su trabajo lo hizo bien, excepto por la ausencia de goles (clave vital del delantero...).

Goooooooooooooooool. El cuarto. Se acabó el partido. Llevaba tiritando desde que terminé el bocadillo, al principio de la primera parte y ya estaba cansado. Además, esta mañana tenía que madrugar para estudiar, que eso sí me va a dar de comer y no los "resfriados" en el campo. En condiciones normales me hubiese quedado para ver terminar el partido, pero anoche no.
Exploté.
Llevo mucho tiempo aplaudiendo a un grupo de futbolistas que no parecen estar unidos, que parecen estar cansados de todo, que parecen ser viejos en la profesión.
Aplaudo a los que se quedaron hasta el final, entre ellos mi hermana y mi padre.
Aplaudo a los Biris incansables de los que formé parte durante varios años, allí en la grada "techadita".



Aplaudo a los jugadores que se dieron cuenta del ridículo que estaban haciendo y quisieron pagar nuestra asistencia con inútiles llegadas al área. O sea, aplaudo a Kanouté y a Koné. A lo mejor también a Keyta.
Pero no aplaudo a jugadores que piensan en bajarse del barco tres meses antes de terminar la guerra: Poulsen lleva fuera del club desde que corrieron rumores del fichaje con el Barcelona. "Missing", como se dice en la U.S.Navy.; Alves ha perdido un maravilloso año de su vida haciendo el payaso en el campo pensando en tierras "chelsianas", aunque últimamente el tío se lo curra y también piensa en Barcelona y Madrid; Luis Fabiano despertó tras tres temporadas llorando en el área rival y ahora se cree el "Rey del Mambo", cuando no es capaz de golear en los momentos claves. Por cierto, lleva dos partidos sin meter gol y ayer no quiso ni coger el balón para meter el penalty QUE EL SEVILLA FÚTBOL CLUB FALLÓ, nada más yo salir del campo.

Puede ser que ya haya conseguido la "desimpatía", que no la apatía, de los que no se fueron ayer del campo y vieron al equipo mucho más entregado de lo que yo ví. Pero es lo que pienso y siento. Parece mentira, con todo lo que han ganado en las dos últimas temporadas, el Sevilla Fútbol Club de Caparrós, el de la casta y el coraje, el de jugadores con muy poco nombre y representantes dignos de la profesión, sentía la camiseta, creo, un poco más de lo que parecen sentir los jugadores actuales. Ojalá la semana que viene, cuando saque la camiseta del Sevilla Fútbol Club recién lavada y me la ponga, piense de otra manera. Que será así, seguro.

Hoy, de momento, llevo la de siempre, la que últimamente no llevaba al campo porque estaba vieja. La camiseta con la que bajamos a segunda, con la que nos levantamos, con la que fuimos a la U.E.F.A. y la ganamos. Espero que esta "penitencia" sirva de algo y traiga "suerte".

En próximos artículos haré "números" con los posibles finales de Liga, aún existe la posibilidad de ir a Champions, pero es escasa.



Y cuatro, el "robocó".

- Copyright © ORGULLO SEVILLISTA - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -