Artículos más vistos

Posted by : Alex González jueves, 1 de enero de 2009

Se fue 2008. Adiós a un año que en lo deportivo ha sido de notable, porque, si bien en Liga el equipo ha estado con los mejores, sumando 72 puntos, a uno del Madrid y dos de Barça y Villarreal, hay que reconocer que la eliminación en Copa del Rey ante el Barça, el varapalo de caer contra el Fenerbahçe en una eliminatoria que en muchos momentos tuvieron los nervionenses a su merced y la reciente eliminación en la fase de grupos de la UEFA niegan el sobresaliente.

2008 comenzó con un paseo en el derbi. El Sevilla inició a partir de ese momento una gran remontada, que le llevó de la octava plaza a la pelea por la Champions, de la que estaba por aquel entonces a nueve puntos. El equipo fue de menos a más, consiguió controlar sus problemas defensivos, sobre todo a raíz de la subida de David Prieto al primer equipo, y cuajó un final de campaña sensacional, con Luis Fabiano abrasando redes, Renato aportando su magia entre líneas y Federico Fazio ejerciendo de centrocampista y goleador. Sin embargo, la gran remontada no dio billete para Liga de Campeones, a pesar de que los hispalenses igualaron a puntos con el Atlético de Madrid y se quedaron a sólo tres del Barça, tercer clasificado.

Llegó el verano y, dada la no clasificación para Champions, el Club volvió a poner en práctica la productiva fórmula de vender para crecer. Keita y Poulsen salieron mediante el pago de sus respectivas cláusulas de rescisión, mientras que Daniel Alves fue vendido a un altísimo precio. Con todos esos fondos se acometieron una serie de fichajes para dar al plantel la personalidad de su técnico. Los resultados comenzaron a ser satisfactorios desde la misma pretemporada, en la que el Sevilla Fútbol Club salió campeón del prestigioso Trofeo de los Ferrocarriles y del Carranza y dejó una gran imagen en Ámsterdam.

Con la competición oficial ya en marcha, el Sevilla Fútbol Club no tardó en evidenciar un cambio de imagen con respecto a la anterior campaña. Los fichajes de Squillaci y Fernando Navarro y el alta médica definitiva de Julién Escudé, que en verano se sometió a una operación para acabar con sus problemas de pubalgia, aportaron al equipo enorme consistencia. Exceptuando el choque ante el Sporting, el Sevilla Fútbol Club comenzó a dejar domingo a domingo una imagen de bloque sólido y consistente, una auténtica roca en la retaguardia que aprovechaba con suma eficacia las ocasiones que generaba para sumar de tres en tres. Tal fue así la cosa, que incluso el equipo logró romper el record de imbatibilidad en Liga, tanto en partidos como en goles recibidos.

Sin embargo, las excelentes sensaciones se fueron truncando por las muchas lesiones que inevitablemente hicieron descender las prestaciones del equipo. En cualquier caso, se mantuvo una aceptable línea de constancia y tras el golpe de autoridad en el Bernabéu, el conjunto volvió a meterse arriba. Curiosamente, cuando todo iba sobre la seda, cuando los de Jiménez habían pasado con óptimos resultados la complicada fase del Tourmalet de la Liga, llegó el gran varapalo del año, concretamente el 19 de diciembre en Génova.

El Sevilla Fútbol Club visitaba el Luigi Ferraris para cerrar su clasificación a los dieciseisavos de la UEFA. Al equipo hispalense le valía incluso el empate para lograr el pase, pero en una segunda parte horrenda los de Jiménez se vinieron abajo y la Sampdoria se llevó el partido, apeándoles de su competición continental por excelencia. A pesar del fracaso sin paliativos, con ese aroma de decepción el equipo sacó un punto en Mallorca y cerró el año que se ha ido en una más que meritoria y destacable segunda posición.

Sin lugar a dudas, de 2008 se puede sacar una conclusión evidente. Manolo Jiménez ha conseguido dotar al equipo de una regularidad incontestable que le hace estar siempre arriba. A poco que el viento sople a favor en las eliminatorias a afrontar, 2009 se antoja más que ilusionante.

Fuente: web oficial del club

- Copyright © ORGULLO SEVILLISTA - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -