Artículos más vistos

Posted by : Alex González viernes, 23 de enero de 2009

El miércoles tuvimos MUY mala suerte.

Y lo digo así porque dos de los goles del Valencia fueron auténticos regalos de Adriano y Romaric. Y eso no lo puede consentir el Sevilla Fútbol Club. No podemos regalar tanto.

Gracias a Dios que no ha sido Mosquera, porque si no, hubiera muerto asesinado en prensa por muchísimos periodistas.

Y otro aspecto en el que tuvimos mala suerte fue en el arbitraje. Aunque nos regalaran ese gol de Adriano en descaradísimo fuera de juego (no sé qué estaría mirando Fermín, el del banderín), hubiese preferido la falta.

Y está claro, ¿no?. Por dos motivos:

El primero: hubiese sido una falta directa muy sencillita para Luis Fabiano o Romaric (ambos han metido ya goles de falta a esa distancia y en esa situación del área) y además expulsión del Capitán del Valencia, Albiol, último defensa antes de Guaita. Por lo que los cambios de Emery no serían precisamente de caracter ofensivo... Y jugar el resto del partido con un Sevilla Fútbol Club muy "enchufado" y un jugador menos, claramente hubiese sido mejor. NO HUBIESEN REMONTADO, seguro.

El segundo: la mafia arbitral le ha pedido perdón al Presidente del Valencia C.F. y eso me causa pánico, porque lo que podemos vivir el próximo jueves en Nuestra Bombonera puede ser uno de los mayores robos históricos que se recuerden... ojito con esa conversación!


Polémicas a parte, yo veo al Sevilla Fútbol Club como claro favorito para pasar la eliminatoria.

Mis razones son las siguientes: en casa debemos ser mucho más fuertes que lo fue el Valencia en Mestalla. Nos hemos traído una eliminatoria en contra, pero con el punto positivo de haber conseguido más de un gol fuera de casa. Eso en una eliminatoria se hace importantísimo.

Dirán ustedes que contra el Fenerbahçe también traímos este resultado y así nos fue... pero esta es otra eliminatoria totalmente distinta. La última vez que nos visitó el Valencia, fue incapaz de meternos un gol (en liga). Es más, no creó casi ninguna oportunidad clara para ponerse por delante en el marcador.

Ahora tienen que ir "como perros" a por un gol aunque sea, para tener más o menos resuelta la eliminatoria. Esto conlleva que el Sevilla Fútbol Club pueda tener mucho más acceso a la portería contraria y, aunque el Valencia intente esperar un contraataque, sabe que si se encierran pueden terminar "escardaos". Precisamente eso fue lo que les pasó en la segunda parte del miércoles. Esperaron a los sevillistas en su propio campo y se vieron encerrados tras la avalancha de Capel, Mosquera, Adriano, Renato y Luis Fabiano (que principalmente comandaron dicho ataque), hasta tal punto que les remontamos el partido (sí, de la forma que se hizo, pero insisto en que la cosa podía haber sido peor para el Valencia...). Estuvimos a punto de cerrar la eliminatoria, pero no lo hicimos. Por otro problema que hay que comentar.

Señores, los partidos duran 90 minutos y en ellos el equipo tiene que mantener la concentración. El Sevilla Fútbol Club que estamos viendo en este último mes, tarda en entrar en los partidos y los termina bajando la intensidad. Es decir, podemos ver una segunda parte espectacular, como en Riazor en Liga o en Mestalla en Copa en los que no nos importó ir perdiendo en el marcador o a jugar con un hombre menos, pero nos "desinflamos" en el último tramo de partido: cuatro de los seis goles en contra los hemos recibido en ese periodo de tiempo. Sobre todo en nuestro estadio, en el que al Sevilla Fútbol Club le sale caro el gol en liga: 1,4 por partido.




Para el partido de vuelta.

Es fundamental la Afición.

Es importantísimo que no se vean los huecos que se vieron contra la Ponferradina o el Déportivo de la Coruña.

No debe importar que lo televisen en abierto. TENEMOS QUE IR AL ESTADIO.

Los precios son ridículos, es a las nueve de la noche, Nervión debe ser el Estadio aquel que recordamos el otro día, el de las semifinales, el de "las noches mágicas"...

El Estadio Ramón Sánchez Pizjuán se debe llenar. Tiene que verse un tifo espectacular, oírse los cánticos como nunca, un AUTÉNTICO INFIERNO ROJIBLANCO, banderas, bufandas...

TODO PARA LLENAR EL ESTADIO CON EL CORAZÓN SEVILLISTA.


Pero ahora hay que centrarse en el Rácing de Santander. Nuestro próximo rival.

Nos vienen dos partidos consecutivos en casa para cerrar un mes de Enero que ha tenido una importancia trascendental en el campeonato por la carga de partidos que traía.

Intimidamos como visitantes, los rivales saben que se enfrentan a un conjunto casi impenetrable, difícil de superar cimentado en un estilo de juego que últimamente suele ser solvente y efectivo.

Sin embargo, cuando jugamos en casa, la sensación que transmite el equipo es de inseguridad. Nuestro estadio este año no es un estadio que asuste al enemigo, como venía sucediendo en temporadas anteriores. Era nuestro fortín. Tenemos que conseguir que el Ramón Sánchez Pizjuán se convierta en un estadio en el que puntuar sea una odisea.

La principal problemática es que nos cuesta el gol como local. 6 goles en 8 partidos de Liga disputados (y 8 en dos diferentes al resto, Sporting y Athletic) disputados en Nervión hablan de las dificultades para golear en Nuestra Bombonera.

Con esto no estoy quejándome de las estadísticas del Sevilla Fútbol Club como local. Ni digo que sean pésimas. Hemos conseguido 20 puntos en 10 partidos que nos posicionan como el 5º mejor local del campeonato. Pero sí son estadísticas mejorables, sobre todo porque nuestro club, nuestra plantilla, es un equipo que lucha por la Liga de Campeones. Es decir, lucha con equipos como Valencia, Real Madrid, Villarreal o Atlético de Madrid (el Barcelona es un solitario "cowboy" que ya no se pelea con nadie, pero ojito en Copa...) que tienen "cuchillos" en la zona de ataque y sacan muchísimos partidos a favor con la facilidad de golear de sus delanteros.

Por tanto, en estos dos próximos partidos, el Sevilla Fútbol Club debe encontrar la consistencia como local, volverse un equipo intimidatorio, que cree respeto y miedo en los adversarios que visitan la Ciudad. En juego está mantener la privilegiada situación en liga y alcanzar las semifinales de Copa del Rey para completar un mes de Enero que se podría calificar como sobresaliente.


Y ahora otras noticias:

El primer desplazamiento del Sevilla Fútbol Club en la segunda vuelta ya tiene día y hora. El encuentro entre Sporting de Gijón y Sevilla Fútbol Club será el domingo 1 de febrero a las 21.00 horas, emitido por Canal Plus.

También se conoce el horario del próximo partido en casa del Sevilla Atlético, que tendrá lugar el próximo fin de semana correspondiente a la jornada 22. El choque enfrentará al filial sevillista contra el Albacete Balompié en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios a partir de las 18:30 horas del sábado.

En el entrenamiento matutino de hoy, Kanouté continuó, al igual que en la mañana de ayer, con el trabajo, eso sí, con precaución, evolucionando favorablemente aunque continúa siendo duda para el choque del domingo ante el Racing. Por su parte, Aldo Duscher realizó la primera parte del entrenamiento con el grupo para retirarse y trabajar en solitario más tarde. Jesús Navas no se entrenó por precaución, mientras que los lesionados Acosta, Konko, Fazio y Crespo continúan con normalidad el tratamiento de sus respectivas lesiones.

Vamos mi Sevilla, vamos Campeón...

- Copyright © ORGULLO SEVILLISTA - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -