Artículos más vistos

Posted by : Alex González jueves, 15 de abril de 2010

Cuando uno ve sólamente la segunda mitad del partido contra el Valladolid, no necesita ver el resto del partido, ni el del Málaga del pasado fin de semana: 35 ó 38 minutos tirados a la basura y 10 ó 7 intentando arreglar el "descosío".

Sólo hubo un nombre que me gustaría destacar: Juan Cala. El canterano sacó fuerzas de donde no las había y metió el golazo que nos dio una mijita de esperanza. Pero esperanza en vano.
Hoy se ha sabido que el chaval tiene una lesión que a lo peor no le dejará jugar contra el Sporting de Gijón este fin de semana en su casa, en el Ramón Sánchez Pizjuán.
Con jugadores como estos es con los que se forma una cantera, con los que se saca un equipo a flote (recuerden aquellos años de finales de los noventa...), a los que hay que agradecerles su entrega.

¿El resto?
El resto hicieron el ridículo paseándose por el campo.

Luis Fabiano y Negredo, creídos en sus estúpidas y absurdas burbujas de delanteros centro no se dignaron ni a luchar un balón por alto, porque, según palabras del propio canterano del Madrid, "están cansados de pegar tantos saltos con los boleones...".
No sé cómo pudimos fiarnos de alguien que viene de esa cantera. Le doy un año de confianza. Si el año que viene sigue así, por mí puede coger carretera y manta, aunque no sé quién lo va a querer.
El brasileño "o´fabuloso" se está reservando para el mundial y eso lo saben hasta "los hebreos". Aunque debería ser al revés y explotar para que le vea Dunga, pero como casi tiene asegurada su presencia, pues no se esfuerza lo más mínimo. Pues nada, que sigan andando por allí arriba.
Todo esto hace que Kanouté sea imprescindible, aunque no sé cuánto tiempo durará hasta que se rompa... porque creo que no es un jugador con el que ya se pueda contar domingo-miércoles-domingo...

En el centro del campo no hay jugadores. Romaric, como ya he dicho en muchas ocasiones, parece que tiene una técnica increíble pero creo que no tiene la calidad suficiente como para pertenecer a nuestra plantilla, a una plantilla que se juega la participación cada año en la Copa de Europa.

Lolo tampoco es que se luzca mucho. El otro día frente al Málaga metió el gol de la Victoria e hizo olvidar el mal partido que tuvo. Ayer ya no tuvo su monte de orégano y regaló el segundo gol vallesoletano. El primero vino de un mal marcaje de Drago en la falta, que se adelanta y deja a Diego Costa completamente solo para que remate sin dificultad ninguna.
Además, Lolo es defensa, no centrocampista. Por lo menos a mi gusto.

Duscher supongo que si no lo puso ayer es porque no estará bien del todo en su recuperación y no querría arriesgar.

Zokora vuelve pronto. Puede que sea este sábado cuando vuelva, frente al Sporting. Pero volvemos a lo mismo: forzar a un jugador con noventa minutos cuando acaba salir de una lesión no es la mejor forma de recuperar a un jugador... pero si la urgencia lo pide, pues habrá que arriesgar, pero las posibilidades de que se vuelva a lesionar son altas y volveríamos a perder al jugador un cierto tiempo, en pleno final de temporada. En fin, la pescadilla que se muerde la cola y que no sabes cómo solucionar.

En la defensa el otro día vi un desbarajuste total. Nos ganaron todos los balones largos, no había coordinación ninguna y falló hasta Drago, haciendo que Cala sea el mejor sin duda, como ya dije antes.

Fernando Navarro tuvo que ser sustituido por Squilacci (que volvía de una lesión...), y curiosamente por la misma lesión que ha tenido Cala y con la que permaneció hasta el final del partido. Eso marca bastante las diferencias de entrega entre unos jugadores y otros. Razón quizás por la que haya este caos en el equipo y hace que el juego sea muy desordenado y pegue tantos altibajos.

Estos aspectos analizados, para mí, son los más significativos en un partido en el que se vio una falta de actitud impresionante por parte de los jugadores.

Por un lado podríamos pensar que al haber tenido tantas lesiones durante la temporada, siendo el momento que es, el equipo esté mermado físicamente, fundido parecía en algunos trances del partido. Pero si en los últimos diez minutos los jugadores estuvieron al 200% y terminaron machacando al Valladolid en su área, algo me dice que no es del todo cierto lo del cansancio físico.

El entrenador polémico que jugaba al boleón y buscaba excusas en cada partido que perdía ya se fue. Ahora hay uno que iba a darle un aire al equipo como el que nos hizo soñar de Juande Ramos. Pero los jugadores son los mismos, los lesionados también.

Con todo y con esto, somos quintos. El Mallorca empata contra el Zaragoza y se sitúa un puesto por delante con un punto de ventaja (52 frente a 51).

El Valencia jugará en la noche del jueves contra el Athletic, partido que nos interesa bastante por ambos rivales directos. Ahora caben dos opciones: preferir que el Valencia pierda porque veamos la tercera plaza como una opción, o preferir que el Bilbao pierda porque la opción de la tercera plaza ya es una utopía y es mejor quitarse rivales por abajo... Ustedes eligen.

Otros rivales que más o menos nos interesan: el Atlético de Madrid.
En liga nada en absoluto, pero para que se hagan una idea de lo que llevan preparándose para la Final de la Copa del Rey (TEMA APARTE QUE ABORDARÉ EN UN ARTÍCULO ESPECIAL) y la Semifinal de la Europa League, ha perdido contra el Xerez en su campo por uno a dos. Abandonan totalmente la liga y se centran en sus competiciones extras.

Como digo, la Final de la Copa del Rey tiene que ser analizada en un único artículo y es mención especial aparte por el cachondeo que trae la Federación y el ninguneo que nos han hecho designando la sede de la Final de este año al estadio más lejano posible de Sevilla y con mejor acceso para los madriles. En fin, en otro momento hablaré.

Volviendo a la liga, nos quedan 6 partidos. Entre los que se encuentran el Atlético de Madrid y el Barcelona (ambos en casa), el Sporting (también en casa), Getafe (en su campo, maldito para nosotros, y jugándose el equipo madrileño la opción de participar en UEFA), Racing y Almería.

Yo tengo miedo, sinceramente. Porque me cuesta ver la Champions, objetivo que veía tan claro hace unos meses que ahora me derrumbo al pensar que no vamos a ser capaces de terminar entre los cuatro primeros. Además del coste económico que le supondría a nuestro equipo no participar en competición europea...

Bueno, que no cunda el pánico, las mujeres y los niños primero. Organicémosnos y no perdamos la calma. Sigamos luchando. Este sábado en casa es un buen momento para seguir intentando alzar el vuelo...

Vamos Sevilla, vamos campeón...

- Copyright © ORGULLO SEVILLISTA - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -