Artículos más vistos

Posted by : Alex González martes, 17 de agosto de 2010

Se jugó el primer partido oficial de la temporada y fue el Sevilla Fútbol Club el que se llevó la Victoria, aunque con mucho trabajito. Y siempre teniendo en cuenta que faltan 90 minutos. 3-1 en la "buchaca" para prevenir al trueno en el Camp Nou.

Tras una primera parte muy triste, muy parecida en "estilo" al fútbol del que se venía huyendo tras la destitución de Manolo Jiménez, el Sevilla se armó de buen juego y empezó la segunda parte decidido a ir por el primer Título de la temporada.

En los primeros 45 minutos, el Barcelona no sacó a ninguna de sus "estrellitas", salvo a Alves, Ibra o Bojan. En la segunda parte salió Messi, pero por Ibra. Aún así, el Barcelona, siempre es el Barcelona y el miedo te lo mete en el cuerpo. Más si son ellos los que empiezan golpeando. Nosotros no teníamos grandes novedades con respecto al año pasado, salvo por la participación de Dabo, que no influía para nada en la construcción del ataque, algo de lo que se encargaba Romaric y de lo que no fue capaz. Renato se ofrecía muy pocas veces y tampoco estuvo muy preciso en esto de la organización. Por otro lado, volvíamos a la rutina predecible de los pases a banda y las internadas de Luis Fabiano esperando el pase en largo.

Menos mal, que el marchenero Antonio Álvarez vio la cosa clarita y quitó a Romaric por el recién llegado Luca Cigarini, que en una de sus primeras intervenciones, pegó un pase rasito al área para Luis Fabiano que empató el partido. El italiano le dio frescura al centro del campo, como se dice, y se ofrecía siempre al pase, en defensa y en ataque, sacaba el balón limpiamente desde atrás, movía y organizaba a su antojo (aunque con Xavi y Busquets no sé si hubiese sido igual).
Se igualaban las cosas y el Sevilla daba una mejor imagen, hasta el punto de remontar con doblete de Kanouté, que salió por Renato y se volvió al sistema "de los dos puntas", de un 4-2-3-1 a un 4-4-2 clásico. Se pasa del marcaje férreo al rival, al marcaje zonal. Se huele de nuevo el estilo de juego que tanta gloria nos dio hace unos años y que tanto alegró la vista de los aficionados del Ramón Sánchez Pizjuán.
Me alegro mucho de saber que Álvarez es de esos entrenadores que ven lo que pasa, lo que puede ocurrir, y que no teme a hacer los cambios oportunos cuando sean necesarios. Y si tiene que cambiar de estilo, pues se hace.
Queda atrás la presión de equipo sin ideas, se reactiva la potencia atacante del equipo y con un Kanouté muy activo, respaldado por un mediapunta, llegan las ocasiones de peligro.
Además, el equipo le echa ganas, algo que siempre he considerado fundamental para ganar a cualquier rival, más a este de Supercopa.

El equipo está bien como está, sólo hay que trabajar algunos aspectos para evitar minutos como los de la primera parte del pasado sábado. Y decirle a Romaric "mira, esto es así y tienes que hacerlo así".

Esa es otra, señores, quedan 90 minutos, y pese al buen marcador que llevamos, estamos obligados a meter un gol, vaya a ser que el golaverage nos juegue malas pasadas... Que con el FC Barcelona nunca se sabe. Además sabiendo que el próximo día sí jugarán más internacionales.

Pero no obstante, este es el camino a seguir, esta es la cara que debe mostrar el equipo, la cara que va construyendo poco a poco el staff técnico y que seguramente traerá buenas recompensas. De momento, mañana puede encarrilar el pase a la fase de grupos de la Champions League, tarea de la temporada pasada y que hasta la semana que viene no se cumplirá, pero que podríamos ir tramitando ya. Hoy han salido unos datos que estiman en más de 7 millones de euros los beneficios alcanzables por el club si se pasa esta ronda previa. Casi nada, toda una planificación empresarial del ejecutivo sevillista.

Mañana seguimos peleando, ahora en Portugal, en Braga, donde están muy ilusionados con la posible participación en la próxima Champions League. ¡Pues a chafarles el plan!

Vamos Sevilla, vamos Campeón...

3 Responses so far.

  1. Anónimo says:

    A mí la segunda parte también me gustó, pero Romaric no vale para nada. Hay que seguir así también en Portugal, auque sin volverse locos porque todavía queda la vuelta. A ver si en la misma semana dejamos solucionado el pase a Champions y la Supercopa,y otro año más con un título a cuestas.

  2. Pero, ¿te has fijado en los pases en largo que hace Romaric? ¿Y los balones que pone al hueco?
    Creo que si se pone en forma y no cae en los vicios puede ser un buen suplente de Cigarini, porque yo lo ve suplente...

  3. Anónimo says:

    Hombre, suplente sí, y más sabiendo que no lo vamos a vender. Es verdad que tiene sus virtudes. A mí me gustó mucho en los partidos de Copa contra el Barsa el año pasado, pero es muy inconstante y bastante atascado a la hora de sacar el balón jugado. Creo que sería mejor suplente de Zokora, y Renato de Cigarini.

- Copyright © ORGULLO SEVILLISTA - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -