Artículos más vistos

Posted by : Alex González domingo, 4 de septiembre de 2011


Después de un verano tan intenso, de prácticas de ingeniería mezcladas con estudio para septiembre, ya estoy de vuelta para disfrutar de una nueva temporada.

Y hay que hablar de un montón de cosas, ya que el mes de agosto ha sido bastante movidito tanto en lo deportivo como en lo extradeportivo.

Para empezar, tenemos que hablar del nuevo entrenador, Marcelino García Toral. Después de tantas semanas que si Bielsa, que si Caparrós (por lo que vuelvo a pedir disculpas y aconsejo no echar cuenta a nadie que se crea que tiene el título de periodista), que si Sánchez Flores... la directiva sevillista se inclinó hacia un entrenador que ha venido con una ilusión extrema, con unas ganas de trabajar enormes y que ya se ha movido por el área técnica más de lo que lo hizo el entrenador anterior, ahora atlético, Goyo Manzano.

El cambio se ha ido viendo a lo largo de la pretemporada, el equipo ha sufrido una evolución que poco a poco va marcando el estilo de juego y la "estrategia" que determina el nuevo míster.
En cuanto a la formación, mantiene la de sus colegas, un 1-4-4-2 en el que un delantero está más adelantado que el otro y en el que los chicos del centro del campo defienden en línea, aparte de que intentan escalonarse en ataque. Se realiza una presión fuerte, en posiciones adelantadas, para recuperar el balón rápido y realizar transiciones veloces. Durante algunos partidos, el Sevilla de Marcelino intentó jugar al contragolpe, que hacía muchos años que este equipo no jugaba, y provoca espacios en ataques sin necesidad de tener el balón. La progresión en el campo se hace mucho más rápida que antes y la verticalidad en este "sistema" es una prioridad, no se mueve el balón innecesariamente solo por tener la posesión, se tiene para llegar al área rival.

Por tanto, con esta idea, el fútbol es mucho más ofensivo, los atacantes tienen más espacios para crear oportunidades y los desbordes desde la banda son más factibles que antaño, cuando nos enfrentábamos a defensas cerradas que superaban en número a nuestros atacantes.

Para mí, el Sevilla es muy peligroso en ataque, aunque nos hayamos quedado con dos únicos delanteros centro propios como son Negredo y Kanouté, que no son poco... Manu del Moral lo considero más de banda o media punta, igual que Armenteros o Luis Alberto.
En línea de defensa veo en los últimos partidos un auténtico coladero, aunque el equipo se mantiene mucho mejor preparado a nivel defensivo, tanto con Medel y Trochowski, como con el nuevo central Spahic, capitán, por cierto, en su selección nacional.

La verdad es que me ha gustado muchísimo lo que he visto del Sevilla, me parece un equipo que tiene las ideas más claras de lo que las tenía con Álvarez o Manzano, sabe a lo que juega y lo que quiere conseguir, aparte de que tiene mimbres para poder hacerlo.



Con la primera en la frente.
Igual que el año pasado, una ronda previa europea nos deja sin objetivo continental para esta temporada. El sorteo deparó a uno de los equipos más en forma de toda Europa como es el Hannover 96, equipo al que nos enfrentaríamos con la desventaja de la preparación física que ya llevaban ellos (3 jornadas de liga y su pretemporada completa).
De todas formas, a mí me gustó cómo se jugaron ambos partidos, tanto el de la ida como el de la vuelta. Creo que en Alemania tuvimos mala suerte y que si no llega a ser por el balón al poste de Negredo y la desorganización en la línea defensiva, estaríamos contando otra cosa. Pero igual que en el partido de vuelta, la línea defensiva, entre Fazio y Alexis va la cosa, provocó innumerables ocasiones rivales de las que una, bastó una, ocasionó el gol que nos apea de la Europa League antes de tiempo.

Quien no se consuela es porque no quiere, pero pienso que solo de esta forma el Sevilla podrá afrontar la Liga con garantías, con el objetivo claro y certero de ir a por el título de liga terrenal, el título de los que no roban con el injustísimo reparto televisivo. La Copa del Rey ya vendrá, aunque por lo que vimos el año pasado, está predestinada a un equipo también blanco, pero de raíces sicilianas. En fin... lo que sí es malo es la repercusión económica que esta eliminación conlleva, pero eso no es deportivo, eso afecta al grupo de trabajo de Jose María Cruz y de Del Nido, que deben haber planificado las cosas por si algo de esto fallaba...


Creo que por hoy lo voy a dejar, tendré que tocar muchos más temas, como el patrocinio de Cruzcampo, el reparto de los derechos televisivos, la "no entrada" de las radios a los estadios... Así que no tardaré en publicar algo próximamente, espero que vuelvan a engancharse al blog, que ya estoy de vuelta ;)

- Copyright © ORGULLO SEVILLISTA - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -